Mientras que se destacan los resultados del primer Vacunatón de Lima y Callao, que superó la meta prevista con un total de 239.439 dosis aplicadas, otras regiones del Perú aseguran que están interesadas en replicar esta estrategia, pero, actualmente, eso resulta difícil, y en ciertos casos irrealizable, porque les falta lo más importante: las vacunas.

 

Eso lo han manifestado a este diario las gerencias y direcciones de salud de regiones como Puno, La Libertad, Ica y Loreto. También lo han hecho en Arequipa y Amazonas, las cuales alistan jornadas intensivas para esta semana, pero coinciden en que existe un déficit de dosis.

 

Para la Diresa de Ica, que tiene cerca de 100.000 personas con ambas dosis, hubiera sido óptimo el desarrollo del Vacunatón no solo en Lima, sino en todas las regiones con alta letalidad. “Hay personal listo, pero no nos han enviado vacunas. La gente ha ido a la capital a vacunarse”.

 

No obstante, en la Libertad, que inmuniza a los de 54 años a más, la gerenta regional de salud, Kerstyn Morote, detalló que, si bien les gustaría seguir esa estrategia, no cuentan con dosis necesarias

 

Similar es el panorama en Puno, donde se informó que, de 192.000 dosis recibidas, ya se han colocado 163.000; y las restantes están destinadas a profesores rurales, comunidades indígenas y segundas dosis. “Podemos hacer cualquier actividad, pero no hay vacunas.

 

About María Fernanda Elis Huamaní Garay