El Ministerio de Salud (Minsa) informó que los nuevos centros de alto flujo (CAF) implementados en el país reducirán en 50% el número casos graves de pacientes con COVID-19 que requieren atención médica en una unidad de cuidados intensivos (UCI).

 

Estos centros contarán con camas de hospitalización abastecidas con oxígeno de alto flujo, el cual impedirá la afectación severa del aparato respiratorio y los pulmones, ofreciendo una atención precoz y eficiente, de tal manera que el 50% no llegará a necesitar ventilación mecánica en una unidad de cuidados intensivos”, dijo Edward Cruz, director general de la Dirección de Operaciones en Salud (DGOS) del Minsa.

 

 

El decreto de urgencia que autoriza la transferencia de 88 millones de soles para que el Minsa adquiera los equipos necesarios para implementar los CAF en diversos establecimientos de Lima y regiones.

“Con estos centros se aliviará la sobredemanda que hay en los servicios de UCI de hospitales o centros asistenciales del país. Los 88 millones de soles son para adquirir 383 equipos de alto flujo para igual número de camas, así como adquirir 26 plantas de oxígeno de 50 metros cúbicos por hora”, detalló

 

Según la norma, el sector tiene un plazo de 45 días hábiles para efectuar las contrataciones de compra de estas camas. Además, se autoriza al Minsa para que, de manera excepcional y en función de las necesidades, las entregue a los establecimientos de salud a su cargo, así como a los Gobiernos regionales.

 

La implementación de camas de alto flujo era una estrategia que recomendaban los técnicos, pero no se estaba implementando. El ministro de Salud, Óscar Ugarte, dijo que esperan dejar 1.000 camas de alto flujo y elevar de 2.000 a 3.000 el número de camas UCI antes de agosto.

 

 

 

About María Fernanda Elis Huamaní Garay