La causa principal de los granos son los cambios hormonales que se dan en la pubertad. Sin embargo, se ha discutido durante años sobre la relación del estrés y la ansiedad en la aparición de este. ¿se puede afirmar que la ansiedad provoca el acné?

 

El acné es una erupción generalmente papular (granitos rojizos aumentados en la piel) o pustular (acné con pequeños puntos blancos rodeados por un área rojiza hinchada) que afecta a la cara y, en ocasiones, a la parte superior del tórax. Su origen reside en la obstrucción, colonización bacteriana e inflamación del folículo pilosebáceo.

 

Suele aparecer en la adolescencia (afecta al 85 % de jóvenes) pero puede persistir hasta la edad adulta. Además, existe una tendencia hereditaria que implicaría a varios genes. Es decir, los hijos de progenitores que han padecido de acné severo tendrán mayor tendencia a padecer formas graves del mismo.

 

Causas de la Aparición del Acné

La causa principal de los granos son los cambios hormonales que se dan en la pubertad. Sin embargo, se ha discutido durante años sobre la relación del estrés y la ansiedad en la aparición de este. De hecho, muchos estudiantes notan que padecen más acné en época de exámenes que durante las vacaciones. Pero, ¿se puede afirmar que la ansiedad provoca acné?

La relación entre el acné y el estrés

Recordemos que muchas enfermedades dermatológicas pueden empeorar con la aparición de ansiedad o estrés, pero ello no indica que sean la causa. Ocurre algo similar con el uso de mascarillas durante la pandemia de covid-19, pues de ningún modo son las responsables de la aparición de pequeños granos en la piel, pero sí pueden ayudar a su erupción.

 

De hecho, los adultos que usan mascarillas a diario y durante muchas horas no desarrollan tanto acné en la cara. Sin embargo, en personas con tendencia acneica (como ocurre con los adolescentes) las mascarillas pueden desencadenar y empeorar los brotes que por sí mismos ya tienden a padecer.

 

Por tanto, el estrés o la mascarilla, como sucede con los cosméticos grasientos, pueden empeorar el cuadro clínico o, incluso, desencadenar algún brote, pero en ningún caso se podría afirmar que son causa.

¿Por qué culpamos al estrés de la aparición de acné?

A lo largo del tiempo, se han barajado muchas hipótesis en este sentido y existen diferentes teorías sobre cómo el estrés puede influir en las afecciones cutáneas. ¿Cual sería el mecanismo por el cual el estrés puede inducir a la aparición del acné?

 

Algunos opinan que los cambios emocionales influyen de forma directa en el microbioma de la piel y este sería el motivo por el que la tendencia acneica empeora en momentos de estrés.

 

Asimismo, algunas hipótesis incluyen que la ansiedad y el estrés pueden modificar la secreción de la glándula sebácea a partir de discretas modificaciones hormonales en el perfil androgénico de los pacientes. Por ende, al aumentar el sebo, aumenta la infección de la glándula y el acné.

 

En definitiva, si bien las personas con tendencia acneica pueden empeorar su condición en épocas de estrés, no se puede afirmar que el estrés sea la causa de la enfermedad.

El estrés no es el responsable del acné pero ayuda a su aparición | RPP  Noticias

About María Fernanda Elis Huamaní Garay