En Tumbes se encuentra la única muestra representativa de los bosques de manglares del Perú. Nos referimos al Santuario Nacional Manglares de Tumbes.
Este santuario natural de 2972 hectáreas es visitado a diario por turistas que disfrutan de la observación de la vida silvestre, la fotografía y el trekking. Los mejores meses para realizar este interesante recorrido son entre abril y noviembre.
Un lugar accesible
Una vez llegues a Tumbes, debes dirigirte hasta Zarumilla. El ingreso es por Puerto 25, a 4,5 kilómetros de la carretera Panamericana Norte; o por El Algarrobo, a 7 kilómetros de Zarumilla. En la zona encontrarás una amplia gama de servicios turísticos que facilitan a los viajeros la posibilidad de recorrer en botes los extensos manglares.
Abundante biodiversidad
Ya sea en canoas o en kayak, podrás observar más de 200 especies de aves; entre ellas, 19 características de Tumbes, como la gallina de mangle. Los manglares también sirven como paradero de aves migratorias como la garza azul, el cormorán neotropical, el ibis blanco americano, el guaco manglero, el zarapito trinador, entre otras especies. Este espacio natural es el lugar idóneo para fotografiar fauna silvestre como el zorro costeño, el mapache cangrejero, la nutria del noroeste, el cocodrilo de Tumbes y el oso hormiguero.
A medida que el guía se adentra en el bosque, te deleitarás con los imponentes manglares. En el santuario se encuentran cuatro especies de mangle: rojo, salado, blanco y botón. Miden más de 40 metros de altura y sus raíces son un espectáculo natural que exhibe gigantescas telarañas. Debajo de estos manglares conviven 105 especies de peces, 34 tipos de crustáceos y 24 de moluscos.

Escenario deslumbrante:

Dada esta inmensa biodiversidad, existe una comunidad protectora que se ubica al noreste del santuario, en el lugar conocido como el Bendito. Allí habitan pobladores que, con técnicas ancestrales, velan por el cuidado de este importante ecosistema.
Estos nativos viven de la pesca artesanal y de la recolección de marisco; entre ellos, la concha negra. Verás áreas de manglares cercadas con redes, llamados corrales de engorde de las conchas negras. Este espacio les sirve para dar a los turistas una demostración sobre la extracción del molusco popularmente utilizado en la preparación del tradicional “cebiche de conchas negras”.
Si eres un observador de aves, una de las opciones que tienes es acampar en los bancos de arena o en las islas de esta zona natural, como Matapalo, Tordera o playa Punta Capones. En cualquiera de estos espacios podrás disfrutar de la observación de diversas aves que llegan en bandadas.  Y, además, hay algunas áreas fangosas en los islotes que tienen propiedades medicinales. ¡Anímate a probar sus beneficios!
El Santuario Nacional Manglares de Tumbes espera por ti. No olvides tu protector solar, unas gafas de sol, repelente contra insectos, gorra y unos binoculares para que disfrutes al máximo de este mágico lugar y su fascinante vida silvestre.

About David Anselmo Almora Flores