Se comenta en la comunidad científica que las nuevas guerras en el siglo XXI serán por el agua. La presente investigación aplicada en la ciudad de Ica nos permite inferir que tales conflictos no serán exclusividad de los países, sino de las mismas comunidades, donde ciertamente, hay problemas de escasez del vital elemento para la vida y también para los cultivos.


Autor: Lic. Pablo César Mamani Quispe (*)


RESUMEN

Audiencia pública del 24 de febrero del 2014 en la plaza San José de los Molinos.

La escasez del agua es para muchos investigadores sociales uno de los principales problemas que afrontarán en un futuro no muy lejano las diversas civilizaciones del planeta. Ica, no está exenta a esa realidad. En el sector de Los Molinos, donde se ejecuta un proyecto sobre galerías filtrantes a 18 km de la ciudad, ya se avizora un conflicto social por este agobiante tema a pesar de existir los mecanismos de diálogo vecinal y concertación.

 

En tal sentido cabe plantear la siguiente pregunta: ¿Cuáles son las consecuencias de la inactividad del Consejo de Coordinación Regional (CCR) en la región Ica, desde el 2009 a la fecha?

 

Para dar respuesta a esa interrogante, en febrero de los corrientes se inició una investigación social en la Universidad Nacional “San Luis Gonzaga” de Ica. Se partió de la siguiente hipótesis: Existe desinterés por parte de las autoridades del Gobierno Regional y de la misma sociedad civil organizada, por lo cual el CCR está inactivo hace cinco años en la región Ica y, como tal, expuesta la región por falta de diálogo, a los conflictos sociales por la escasez del agua.

 

El trabajo de investigación propuesto busca determinar las causas por las cuales las autoridades del Gobierno Regional de Ica no convocan a los integrantes del CCR, desde el 2009 hasta la fecha.

 

Es nuestro propósito hacer reflexionar a las autoridades regionales, para que le den la importancia que merece al CCR, que fue concebido como un mecanismo para lograr consensos, procurando el crecimiento económico homogéneo y sostenido de las regiones, como parte del proceso de descentralización del país.

 

La investigación propuesta es del tipo explicativa, por que busca conocer y analizar las consecuencias de la inactividad del CCR desde el 2009 a la fecha, en la región Ica. La investigación explicativa, afirma Roberto Hernández Sampieri (1992), va más allá de la descripción de conceptos y están dirigidas a responder las causas de los eventos físicos o sociales.

 

Son nuestros objetivos con la investigación, conocer las razones por las cuales no sesiona hace cinco años el CCR de Ica, analizar las consecuencias de esa inactividad y determinar si es posible evitar un conflicto social en Los Molinos, reactivando este mecanismo de concertación entre autoridades y la sociedad civil.

 

Para alcanzar los objetivos planteados, se eligió el diseño de investigación no experimental del tipo transversal, pues pretendemos recopilar la información de manera empírica, sin provocar reacciones en la variable dependiente en un momento y espacio definidos.

 

Se empleó las técnicas de la entrevista para recabar información de los responsables del CCR, en este caso su presidente y el secretario técnico; y la técnica de la observación para analizar las actas producidas por este órgano consultivo y de coordinación. Adicionalmente se aplicó una encuesta a los nueve consejeros regionales y a 42 directores de las instituciones educativas del nivel primario de la provincia de Ica, elegidos al azar, potenciales agentes representantes de la sociedad civil organizada, principal componente del CCR.

 

DESCENTRALIZACIÓN

El Perú, además de ser un país multicultural, tiene entre otras de sus muchas características, la de estar regida por una vasta cantidad de leyes. La más reciente, la Ley Universitaria, la Ley Nro. 30 mil 220 promulgada el 09.07.2014.

 

Como esa Ley, el  06.03.2002, el expresidente Alejandro Toledo Manrique promulgó la Ley Nro. 27 mil 680 que modificó los artículos 190 y 191 de la Constitución Política del Estado de 1993, las mismas que están referidas al tema de la Descentralización.

 

Autoridades diversas participaron de la audiencia que se prolongó hasta la noche.

El segundo párrafo del artículo 191 desde esa fecha, ahora señala: “La estructura orgánica básica de estos gobiernos la conforman el Consejo Regional como órgano normativo y fiscalizador, el Presidente como órgano ejecutivo, y el Consejo de Coordinación Regional integrado por los alcaldes provinciales y por representantes de la sociedad civil, como órgano consultivo y de coordinación con las municipalidades, con las funciones y atribuciones que les señala la ley”.

 

 

En la práctica, este CCR vino a reemplazar a la desaparecida Asamblea Regional que normaba la Carta Magna de 1979. Allí, en el Artículo 264 señalaba: “Los órganos de gobierno regional son la Asamblea Regional, el Consejo Regional y la Presidencia del Consejo (…) La Asamblea Regional está integrada por el número de miembros que señala la ley. Se integra por personal elegido por sufragio directo, por los alcaldes provinciales de la región y por delegados de las instituciones representativas de las actividades económico-sociales y culturales de la misma”.

 

En el 2002, se suscribió también el llamado Acuerdo Nacional, que “es el conjunto de políticas de Estado elaboradas y aprobadas sobre la base del diálogo y del consenso, luego de un proceso de talleres y consultas a nivel nacional, con el fin de definir un rumbo para el desarrollo sostenible del país y afirmar su gobernabilidad democrática”.

 

En dicho acuerdo se fijó como Cuarta Política de Estado la “Institucionalización del diálogo y la concertación”: “Nos comprometemos a fomentar el diálogo y la concertación entre todas las organizaciones, tanto políticas como de la sociedad civil, en base a la tolerancia, la afirmación de las coincidencias y el respeto a las diferencias de identidad, garantizando las libertades de pensamiento y de propuesta”.

 

“Con este objetivo el Estado: (a) promoverá y consolidará una cultura de diálogo y concertación; (b) institucionalizará los canales y mecanismos de participación ciudadana que contribuyan al mejor ejercicio de las funciones ejecutivas y legislativas en los niveles nacional, regional y local; y (c) institucionalizará la concertación en los procesos de prospectiva nacional, formulación presupuestal y planeamiento estratégico”.

 

Sin embargo, todo lo escrito, normado y suscrito, se desdice con la realidad, como más adelante veremos.

 

EL CONSEJO DE COORDINACIÓN REGIONAL

La Ley Nro. 29053, publicada el 26.06.2007, modificó el artículo Nro. 11 de la Ley Orgánica de los Gobiernos Regionales Ley Nro. 27867 y adiciona a la “estructura básica” de los gobiernos regionales la figura del Consejo de Coordinación Regional (CCR) y lo define como un órgano consultivo y de coordinación del gobierno regional con las municipalidades y la sociedad civil.

El debate por las galerías filtrantes se presentó también en algunos medios de comunicación.

Dicha Ley Nro. 27867 señala como integrantes del CCR a los alcaldes provinciales y los representantes de la sociedad civil.

 

Sobre su composición y funcionamiento, el Artículo Nro. 3 de la Ley Nro. 27902, publicado el 01.01.2003 que modificó el artículo Nro. 11 de la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales señala que el CCR está conformado por: 1. El Presidente Regional quien lo preside, pudiendo delegar tal función en el Vicepresidente Regional. 2. Los Alcaldes Provinciales de la Región y 3. Los representantes de las organizaciones de la sociedad civil.

 

La proporción de los alcaldes provinciales y la sociedad civil será de 60% y 40% respectivamente. El Consejo Regional invitará a los alcaldes distritales y representantes de la sociedad civil, en las mismas proporciones de 60% y 40% establecidas para los miembros plenos.

 

Al menos la tercera parte de los representantes de la sociedad civil deberán corresponder a instituciones de empresarios y productores.

 

La sociedad civil. Según la precitada norma, los representantes de la sociedad civil son elegidos democráticamente, por un período de 2 años, por los delegados legalmente acreditados de las organizaciones de nivel regional y provincial, según corresponda, que se hayan inscrito en el registro que abrirá para tal efecto el Gobierno Regional.

 

Para registrarse deberán acreditar personería Jurídica y un mínimo de 3 años de actividad institucional comprobada. La elección de representantes será supervisada por el organismo electoral correspondiente, señala dicha Ley.

 

Las organizaciones de la sociedad civil que podrán participar son, entre otras: organizaciones de productores, gremios empresariales, laborales, profesionales, agrarios y vecinales; universidades, iglesias, comunidades campesinas y nativas, mesas de concertación y organizaciones de mujeres y jóvenes.

 

Régimen de sesiones.  Según la Ley N° 27902 su fecha 01.01.2003, el CCR se reúne ordinariamente dos veces al año y en forma extraordinaria cuando lo convoque el Presidente Regional.

 

Puede ser convocado para opinar sobre cualquier asunto o consulta que requiera el Gobierno Regional. Siendo su naturaleza la concertación y la consulta, sus acuerdos se toman por consenso.

 

Sin embargo, en el caso de la región Ica, nada de esto ha ocurrido hace cinco años.

 

Los representantes del CCR en ningún caso perciben dietas, viáticos u otro tipo de asignación del Gobierno Regional y quizás esa sea una de las principales causas para la inactividad del CCR.

 

Funciones del Consejo de Coordinación Regional. Según el Artículo Nro. 11 de la citada Ley, se señala como funciones de los miembros del Consejo de Coordinación Regional emitir opinión consultiva, concertando entre sí, sobre: a) El Plan Anual y el Presupuesto Participativo Anual y b) El Plan de Desarrollo Regional Concertado.

 

Según la norma, la Gerencia de Planeamiento del Gobierno Regional debe actuar como secretaría técnica, debiendo oportunamente presentar los documentos para su análisis.

 

EL CCR Y EL CASO ICA

Gobernador Navarro presentó el expediente por mesa de partes de Los Molinos.

En el caso de la Región Ica y conforme está publicado también en la página web institucional del Gobierno Regional de Ica: www.regionica.gob.pe , el CCR solo sesionó en tres ocasiones: el 18.02.2008, el 27.02.2008 y el 06.03.2008.

 

Del análisis de las actas de dichas sesiones, se puede ver que la primera sesión del 18.02.2008 fue para instalar como tal el CCR y establecer la agenda para la próxima sesión que fue el 27.02.2008, donde se acuerda postergar dicha sesión para el 06.03.2008, en razón de que hubo demora en la entrega de documentación a las municipalidades provinciales.

 

Su tercera sesión, el 06.03.2008 fue la más productiva y se consiguió aprobar por unanimidad el Reglamento Interno del CCR, también el Plan Operativo Institucional 2008 de la región Ica y se emitió opinión consultiva favorable y colegiada a favor del Plan Regional de Desarrollo Concertado 2007 – 2011 así como opinión consultiva favorable para el Informe Final del Presupuesto Participativo 2008.

 

Faltaron los titulares. Siguiendo el mismo análisis a las tres actas, se puede ver también que el CCR, desde sus inicios no tuvo la participación de todos sus miembros titulares. En la primera sesión del 18.02.2008, de los cinco alcaldes provinciales obligados a participar, solo asistió uno: Carlos Rivas Rivas, alcalde de la provincia de Palpa. La municipalidad de Ica envió a Wuilliam De la Cruz como representante de Mariano Nacimiento Quispe y participaron solo tres miembros de la sociedad civil, pero estos a su vez, representantes de los delegados titulares.

 

En la segunda sesión del 27.02.2008 volvió a estar presente un único alcalde provincial: Carlos Rivas Rivas, alcalde de la provincia de Palpa. Chincha y Pisco enviaron como representantes a Fabiola Malpica Fernández y Jean Paúl Huamán, respectivamente. Ica y Nasca, no participaron. Esta vez, solo dos representantes de la sociedad civil participaron: Pedro Chuecas Fernández y Gerardo Felipe Morón Morón en representación de Fernando Hun Oré.

 

A la tercera sesión del 06.03.2008, irónicamente la más productiva, no asistió ningún alcalde provincial. Solo acudieron los representantes de las municipalidades de Chincha, Pisco e Ica, y dos representantes de la sociedad civil, los mismos que participaron de la anterior sesión.

 

Ideas atomizadas. En opinión del ingeniero Omar Gamero, subgerente de Planeamiento del Gobierno Regional, quien vendría a ser las veces de secretario técnico del CCR, la falta de actividad de este órgano del Gobierno Regional deviene de una composición totalmente heterogénea de las autoridades elegidas tanto para el Consejo Regional como para los gobiernos locales.

 

No le falta razón, integran el Consejo Regional: 03 consejeros del Partido Regional de Integración (PRI); 03 consejeros del Frente Progresista Iqueño (FREPOI); 01 de Fuerza 2011 (K); 01 de Alianza Regional Independiente (ARI); y 01 de Acción Popular (AP).

 

En el nivel de gobiernos locales, también hay una situación parecida: el alcalde de Chincha, Lucio Juárez Ochoa es de la ARI; el acalde de Ica, Mariano Nacimiento Quispe del PRI (fue vacado a su segundo año de gobierno y reemplazado por Gustavo Martínez García, también del PRI); en Pisco, Jesús Echegaray Nieto es del FEPROI; por Nasca, Alfonso Canales Velarde ganó por el PRI y el alcalde de Palpa, José Luis Pacheco es de las filas de AP. Es decir, 02 alcaldes del PRI, 01 del FEPROI, 01 del ARI y 01 de AP.

 

“Como se puede apreciar, el PRI que venía de ser gobierno regional se convertía en oposición directa contra el FREPOI, que dicho sea de paso no tuvo participación directa en la gestión como frente, porque desde el inicio no intervino directamente de la gestión. Por tanto, era previsible no poder concertar con una composición tan disímil, en un medio donde no existe una cultura del respeto por las ideas ajenas, y menos una visión regional de conjunto”, explica Omar Gamero.

 

Pero eso no es todo, Gamero advierte de actitudes controvertidas de los acaldes de Ica y Pisco, e incluso Chincha, que siempre estuvieron en oposición directa a la actual gestión regional. “(…) fue probablemente muy difícil o imposible poder convocar al tipo de autoridades que pretendieron crear su propio espacio político y una autonomía mal aplicada, divorciada de la acción conjunta con el Gobierno Regional de Ica”, remata Gamero.

 

Sociedad civil, sin vida institucional.

Lo propio ocurre con la llamada sociedad civil. Según el subgerente de Planeamiento y Presupuesto de la región Ica, Omar Gamero, quien ha llevado adelante las coordinaciones de los dos últimos Presupuestos Participativos regionales 2012 y 2013, existe “carencia de práctica democrática y vida institucional”, en las organizaciones representativas de la región.

 

“En la Región Ica, no existe de manera visible y con opinión de impacto, ninguna organización que realice vida institucional y práctica democrática. Al contrario, se evidencia “dirigentes eternos”, de instituciones que solo tienen una denominación, y casi nula membresía o afiliados”, sostiene el funcionario regional.

 

Visto así, es muy pobre lo que pudiera hacer la sociedad civil “organizada” por la concertación y el desarrollo de la región. Por eso –explica Gamero– lo contraproducente que resulta se prioricen obras muy localistas, como pistas y veredas, más que todo de competencia municipal, en lugar de las grandes obras de impacto y desarrollo regional y social, como lo vendían a ser las galerías filtrantes y el mejoramiento y construcción de nuevos reservorios, instalación de redes domiciliarias que beneficiarán a más de 173 mil familias iqueñas.

 

Politización, la principal traba.

Para el presidente regional de Ica y presidente del CCR, Alonso Navarro Cabanillas, la oposición al citado proyecto de las galerías filtrantes constituye una “clara manifestación de la intransigencia y falta de argumentos, para realizar una oposición meramente electoral, desnaturalizando la esencia del proyecto con ideas contrarias a lo expresado por los técnicos y que constituyen un serio problema de articulación e integración de un segmento de la población que ha sido mal informada”.

 

La cercanía de un proceso electoral, prácticamente ha obligado a ciertas autoridades de esa jurisdicción a buscar notoriedad y oponerse a proyectos de importancia social, primando el interés personal antes que el interés general.

 

En efecto, el alcalde de Los Molinos, Jorge Pérez Hernández, el principal opositor a la obra, acaba de inscribirse como candidato y postulará a la reelección en ese distrito. Otro de los opositores, Gerardo Tataje Rejas, acaba de conformar su propio movimiento político Libertad y cumplió con inscribirse como candidato para la presidencia regional de Ica.

 

Otro escollo para la obra, lo son los propios consejeros del Gobierno Regional, que por ser del partido contrario, cuestionan la ejecución del proyecto, a pesar de reconocer que Ica carece de agua. Su argumento de oposición es que se favorece a empresas “amigas” de la autoridad regional. La inversión es de S/. 100 millones.

 

No hay convocatoria.

Este divorcio entre autoridades municipales, consejeros regionales y los propios representantes de la sociedad civil, no pasa desapercibido para los directores de instituciones educativas del nivel primario, consultados como parte de la investigación. Si bien es cierto 37 de los 42 encuestados desconoce qué es el CCR, 22 de ellos (52%), más de la mitad, ha estado presente en otro mecanismo de participación ciudadana, como lo son los presupuestos participativos, la mayoría en dos y más procesos.

 

Se desprende que la sociedad civil, sí participa cuando es convocado y lo precisa también en nuestra encuesta cuando se le pregunta a qué le atribuye la falta de actividad del CCR.

 

El 69,05% (29 directores) afirma que no hay convocatoria de los responsables, mientras que el 7,15% (3 directores) eligieron la opción que las autoridades no dialogan, se pelean y postergan el desarrollo regional.

 


CONCLUSIONES

Primero. En opinión del presidente del CCR Alonso Navarro Cabanillas y su secretario técnico, Omar Gamero; resulta casi imposible convocar a los alcaldes provinciales y representantes de la sociedad civil, para que sesione el CCR por su misma composición heterogénea, de distinta bandera política.

Segundo. No existe vida institucional en los gremios que conforman la sociedad civil y en consecuencia, no existe participación en el desarrollo concertado regional.

Tercero. Priman los intereses particulares por parte de las autoridades y dirigentes del distrito de San José de Los Molinos, quienes por ganar notoriedad se oponen al proyecto de las galerías filtrantes, con el único afán de ganar la aceptación y los votos de sus vecinos.

Cuarto. El gobierno regional debe apelar a nuevos mecanismos de diálogo vecinal en San José de Los Molinos, para informar los beneficios del proyecto de galerías filtrantes y absolver todas las dudas e inquietudes de los vecinos, sin la participación de los candidatos en campaña electoral.

 


Fuentes de información

 

BARRIGA HERNÁNDEZ, Carlos.

  1. Metodología de la Investigación Científica y Educacional I. Centro de Producción Editorial e Imprenta de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima.
  2. Investigación Educacional B. Centro de Producción Editorial e Imprenta de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima.

 

CABANELLAS DE LAS CUEVAS, Guillermo.

  1. Diccionario Jurídico Elemental, edición actualizada, corregida y aumentada. Editorial Heliasta, Buenos Aires.

Constitución Política del Perú 1993.

Constitución Política del Perú 1979.

 

CRISÓLOGO ARCE, Aurelio.

  1. La Monografía y el informe de Tesis. Ediciones Abedul E.I.R.L. Segunda edición, Lima.

 

HERNÁNDEZ SAMPIERI, Roberto y otros.

1992 “METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN”, revisión técnica: María De la Cruz Casas Pérez, Barcelona, España.

Ley Orgánica de Gobiernos Regionales Ley Nro. 27867.

 

MORÓN ORELLANA, Juan Eduardo.

  1. Historia y Variedades de Ica Regional Tomo I. Ediciones “Afanti”, primera edición. Lima.

 

PARDO CORNEJO, Juan y PARDO PINO, Elvia V.

  1. Ica sus hombres y leyendas Documental I Parte. Editorial Escuela nueva S.A.C. Lima.
  1. Deberes y Derechos del Comunicador Peruano. Pontificia Universidad Católica del Perú – Fondo Editorial 2001, Lima.

 

PERLA ANAYA, José.

  1. Deberes y Derechos del Comunicador Peruano. Pontificia Universidad Católica del Perú – Fondo Editorial 2001, Lima.

 

ROJAS SORIANO, Raúl y otros.

1980 “Guía para realizar Investigaciones Sociales”, Editorial de la Universidad Nacional Autónoma de México, Textos Universitarios Quinta Edición, México.

 

TAMAYO Y TAMAYO, Mario.

  1. “Diccionario de la Investigación Científica”, Editorial Limsa S.A. de C.V., segunda edición, tercera reimpresión, México.

 

VALDEZ DONAIRE, Yibna Rory.

2011. Ika – Ica. Imprenta Arco Iris, Lima.


DEL AUTOR. Maestro en Administración mención Gestión Pública por la Universidad Nacional “San Luis Gonzaga” y egresado de la Maestría en Comunicaciones en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Licenciado en Ciencias de la Comunicación – especialidad Periodismo por la Universidad Nacional San Agustín de Arequipa, periodista profesional con registro Nro. 03-340 del Colegio Profesional de Periodistas del Perú y con Diplomas de especialización en Gestión del Periodismo en la Era Digital, Docencia Universitaria y Recursos Humanos.

About Redacción Ica